miércoles, 7 de febrero de 2018

Canción del recuerdo, sonetos

Y su voz se esparció, como un aroma
de eternidad. Cuando mañana, muerta,
córtame de raíz la cabellera,
no quiero que la tierra se la coma.

Y como último don de mis cuidados
para que cuide de tu pobre vida,
colócala en la mano bendecida
la Virgen de los Desamparados

Yo no quiero morir, Señor, no quiero.
¿Qué va a ser de mi amor si yo me muero?
Clamó de pronto, pálida y sombría,

y se abrazó a mi cuello sollozando...
Y en su trémulo acento se sentía
que hasta la voz estaba agonizando...
El alba iluminó la vidriera,
y a su luz angustiosa y azulada,
yerto, sobre el blancor de la almohada,
Se destacaba su perfil de cera.

Abrió los ojos, y la vida entera
palpitó en la inquietud de su mirada,
y en mis manos su frágil mano helada
temblaba como un ave prisionera...

Balbució su voz:. Te adoro tanto.
Pídele al Cielo que mañana viva.
Y mis venas heláronse de espanto.

al contemplar sobre su faz inerte,
como el vuelo de un ave fugitiva,
aletear las sombras de la Muerte.





















Francisco Villaespesa Martín (Laujar de Andarax, 15 de octubre de 1877-Madrid, 9 de abril de 1936) fue un poeta, dramaturgo y narrador español del modernismo...Para saber mas pulse aquí.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...