Poesia, Reflexiones, Novelas y sentimientos con bellas imágenes,..GRACIAS POR TU VISITA

lunes, 29 de agosto de 2016

Quiero perderme en el olor de tu cuerpo...

Quiero perderme en el olor de tu cuerpo
entre suspiros y gemidos en la madrugada
y en tu cuello sentir como llega el invierno
y en tu alma se quede mi alma extasiada.

Que me des de beber cuando fluya en tus ansias
el liquido vital que sostiene tu vida
y en tus brazos acortar esta terrible distancia
que me llena los sueños de dolores y heridas.

¿Que mas puedo decirte a estas alturas?
en este largo camino que hemos recorrido
en el que llenaste mis deseos de fe y ternura
en continentes separados, sin estar conmigo.

Si el amor a veces no tiene sentido
y la vida a veces es pura quimera
¿Pero que haría yo sin tener tu abrigo?
si solo con tu amor, mi esperanza queda.

Dejame al menos de tu cuerpo la fragancia
que se impregna en mi cuerpo cuando te sueño
y no dejes de venir como cada mañana
cuando al alba con tu sonrisa, yo me despierto.

Ángel Reyes Burgos
Feliz lunes crayolita

Las raíces de tu alma y Nubes encendidas, juanmaromo.

Las raíces de tu alma

No busques la verdad en las estrellas,
no esperes la llamada de las musas,
toma el pico y la pala de la duda
y excava en las raíces de tu alma.

Solo allí encontrarás esas preguntas
donde poder encajar tantas respuestas,
las fuentes del origen de la vida,
la profunda razón de la locura,
el latido del cosmos primigenio.
el magma del amor y la ternura

Bucea en los ibones de tu pecho
sumérgete en el mar de tus sargazos
desnúdate de miedos y amarguras
arráncate los credos de un zarpazo.

Solo así volverás a ser de nuevo
el reflejo de Dios en los espejos
el llanto de un amor recién nacido
el profundo latir del universo.
Nubes encendidas

Tu y yo somos dos nubes luminosas
dibujando sonrisas en el cielo
dos cúmulos de luz, dos nebulosas
buscando el más allá del universo.

Tu y yo somos dos nubes adosadas
a veces algodón, a veces fuego
a veces azabache, a veces hielo
dos nubes entre el cielo y el infierno

Tu y yo somos dos nubes encendidas
cuajadas de tormentas y de risas
que a veces iluminan los espacios
y a veces, paren rayos y ventiscas

Tu y yo somos la lluvia en primavera
el refugio del sol en el verano
el preludio que anuncia un nuevo otoño
la nieve que bendice los inviernos.

Jose  Luis Posa, Juanmaromo

viernes, 26 de agosto de 2016

Y tú, ¿qué tiras al agua?.

Un público desconsuelo y una secreta esperanza.
Lágrimas que no son mías, recuerdos y madrugadas;
remordimientos antiguos, palabras..., muchas palabras
que por dichas, no conviene recordarlas...

Y tú, ¿qué tiras al agua?.
Trabajos mal terminados, canciones inacabadas,
nombres de malos amigos, dudas y dos o tres cartas
malamente concebidas y escritas enhoramala...

Dime, ¿qué tiras al agua?.
Silencios, muchos silencios, desgracias, muchas desgracias,
desabridas actitudes, iras injustificadas,
tiempo inútil perdido, deudas que nunca se pagan,
tristezas no comprendidas, hambres, miserias humanas,
vergüenzas inconfesables, limosnas no confesadas,
consejos paternalistas, éxodos de casa en casa,
y una desconsoladora sensación dentro del alma.

Y tú, ¿qué tiras al agua?.

Desatinos, desacuerdos, mentiras innecesarias, traiciones no cometidas,promesas no consumadas, falsos credos, diferencias, hipócritas alabanzas, prejuicios imperdonables, conclusiones temerarias, resentimientos oscuros,frases desafortunadas.

Mi vida, mi vida entera,
mira cómo se la lleva el agua...

Música y letra de Alberto Cortez.

¿Qué tengo yo, que mi amistad procuras?...

¿Qué tengo yo, que mi amistad procuras?
¿Qué interés se te sigue, Jesús mío,
que a mi puerta, cubierto de rocío,
pasas las noches del invierno oscuras?

Oh, cuánto fueron mis entrañas duras,
pues no te abrí, qué extraño desvarío
si de mi ingratitud el hielo frío
secó las llagas de mis plantas puras

Cuántas veces el ángel me decía:
Alma, asómate ahora a la ventana,
verás con cuánto amor llamar porfía.

Y cuánta hermosura soberana,
mañana le abriremos  respondía
para lo mismo responder mañana...

Lope pagaba sus favores con comedias para la compañía del padre de su amada, el empresario teatral o autor Jerónimo Velázquez. En 1587 Elena aceptó, por conveniencia, entablar una relación con el noble Francisco Perrenot Granvela, sobrino del poderoso cardenal Granvela. Un despechado Lope de Vega hizo entonces circular contra ella y su familia unos libelos:

Una dama se vende a quien la quiera.
En almoneda está. ¿Quieren compralla?
Su padre es quien la vende, que aunque calla,
su madre la sirvió de pregonera...

Para saber más pulse aquí...

Cuando te escribo poemas...

Cuando te escribo poemas
te estoy imaginando leyendo
yo los escribo desde el alma
diciendo te estoy queriendo.

A veces van esas hojas
regadas de amargo llanto
por no tener vida mía
tus besos que quiero tanto.

Y mi corazón se entrega
en versos y sentimientos
esperando que los lea
y mitigué tus sufrimientos.
Porque si a solas te sientes
cuando no estoy contigo
sabes como laten mis sienes
si no te tengo conmigo.

Seguiré escribiendo por ti
porque en mis versos y prosas
quiero hacerte muy feliz
mi ninfa maravillosa...

Cuando ahora leas esto
siente en cada verso mi amor
y cuando cierres el libro
sienteme en tu corazón...
















Ángel Reyes Burgos
Feliz fin de semana crayolita

Versos de Clotilde 50, octosílabo.

Con tu sangre y con mi boca,
los dos poderes más fieles.
Siembra flores en mi tierra
que renazcan de mi vientre
los hijos de la riqueza.

Ser ruiseñor en tus manos,
que me derrumbe en flaqueza,
siembra risa a mi tristeza
aunque lleguemos ancianos.

Junta ansías y las mías
con igual metal de llanto,
dos corazones en sangre,
una luz y un mismo manto.
Uncidos,un mismo yugo,
dos pilares y una raza,
dos huracanes de orgullo
una brisa de esperanza.

Dos pasiones y una sombra,
amanecer de templanza
con un sólo, hueco en la cama.
Dos volcanes y una calma.

El comienzo de una historia,
el orgullo de una casta,
el azúcar de una salsa,
con la sal de la guitarra.

C.Róman (© Derechos Reservados)

jueves, 25 de agosto de 2016

Ramillete de la Huerta de Valencia, sonetos

Ramillete de la Huerta de Valencia

Juan ofreció el jazmín, que es el dechado
de la virginidad maravillosa;
Diego, menor, la trascendente rosa;
Bernardo, amante, el alelí morado.

Domingo, noble, el lirio aventajado;
Antonio, fuerte, la azucena hermosa;
Tomás, sutil, la neta  provechosa;
Lorenzo, mártir, el clavel leonado.

Jacinto, el arrayán de su esperanza;
Pablo, la maravilla de su celo;
Francisco, el trébol, que humildad promete.

Con estas flores, dignas de alabanza,
hizo el grande Vicente, para el Cielo,
como era valenciano, un ramillete.
Soneto de alabanza a Jáuregui 

Nació, junto al Erídano abundoso,
Aminta, en su ribera esclarecida;
noble zagal, cuya niñez florida
sintió de Amor el arco riguroso.

Este, con Tirsis, un pastor famoso,
pasaba en amistad su triste vida,
y en voz se lamentaba repetida
con su toscano plectro numeroso.

Mas vino de la bética ribera
un joven de gallardo ingenio y brío;
y  Aminta, por el docto sevillano,

dejó su patria y amistad primera,
y ya en el Betis, en estilo hispano,
canta, olvidado de su lengua y río.























Acevedo Alonso, Estudió gramática, dialéctica y retórica en el Colegio San José de Plasencia y, más tarde, completó sus estudios en la Universidad de Salamanca, donde obtuvo el título de maestro. Al terminar su formación académica ofició de sacerdote en la catedral de Plasencia y ejerció de canónigo en Valencia...Para saber más pulse aquí.

miércoles, 24 de agosto de 2016

Dichosos esos ojos tuyos...

Dichosos esos ojos tuyos
cuando en los míos se miran
dichosa la piel de tu mano
sobre mi pecho rendida.

Cuanta pasión me provocas
cuando respiro tu aliento
y con tus labios me dejas
sumido en los sentimientos.

En mi piel provocas sueños
que sueñan con tu pasión
en mi alma cien suspiros
que llenan mi corazón.
Tu sabes que cuando mirando
en tus ojos soñadores
mientras tu me estas tocando
me produces mil temblores.

Mis manos ya no son mías
cuando están sobre tu cuerpo
es la plácida agonía
con la que alargo mi tiempo.

Hoy me ha dado por pensar
que haría si te tuviera
aquí sentada en mi cama
sin que existan las fronteras.
















¿Te gusta crayolita?

A un ruiseñor, soneto.

Canta en la noche, canta en la mañana,
ruiseñor, en el bosque tus amores;
canta, que llorará cuando tú llores
el alba perlas en la flor temprana.

Teñido el cielo de amaranto y grana,
la brisa de la tarde entre las flores
suspirará también a los rigores
de tu amor triste y tu esperanza vana.

Y en la noche serena, al puro rayo
de la callada luna, tus cantares
los ecos sonarán del bosque umbrío;

y vertiendo dulcísimo desmayo
cual bálsamo suave en mis pesares,
endulzará tu acento el llanto mío.


Se considera a Espronceda el poeta romántico español por excelencia a causa de su talante byroniano y a que su poesía muestra una ideología liberal exaltada que está en sintonía con el periodo inicial de apogeo del romanticismo español, que se sitúa en la década de 1830 tras la muerte de Fernando VII...
Para saber más sobre José de Espronceda, pulse aquí.

martes, 23 de agosto de 2016

Tocando la campana con México...

Este año voy a tocar
la campana de la libertad
y con besos voy a honrar
vuestra bandera nacional.

Solo soy un espectador
que desde España soñando
quiere mitigar el dolor
de los que siguen sufriendo.

Y preparo el corazón
para el próximo septiembre
el día quince que con ilusión
de nuevo los fuegos prenden.

Y soñaré con esa tierra
de belleza inigualable
con su verde de Andalucía
y rojo como nuestra sangre.
Allá en el centro ese blanco
de la pureza del alma
de sus indios y sus mestizos
que la mezcla no lo empaña.

Como decirle a mi gente
que aunque no me tocan nada
os llevo sobre mis corrientes
por el dolor de la sangre derramada.

México, cuando tan cerca está
vuestro día de la independencia
mi pluma vuelvo a cargar
con mis sueños y mi conciencia.

Que no se roben los sueños
de esta gente tan hermosa,
a ti te lo pido padre eterno,
cambia las balas por rosas...





















Las operaciones militares durante la Guerra de Independencia tuvieron cuatro etapas: la primera con el Grito de Dolores bajo el mando de Hidalgo; la segunda jefatura por José María Morelos, la tercera anárquica destacando solamente la expedición de Francisco Javier Mina, y la cuarta, la de Vicente Guerrero y Agustín de Iturbide...Para saber más pulse aquí...

Ángel Reyes Burgos
Les gustará leer este poema a la independencia, Con sangre y dolor.

El pobre caritativo, Gonzalo de Berceo

Era un hombre muy pobre, vivía de raciones,
no tenía otras rentas ni otras posesiones,
salvo lo que labraba, y lo que hacía 
en su hacienda tenía bien escasos pepiones.

Por ganar la Gloriosa, a la que mucho amaba,
partía con los pobres todo cuanto ganaba,
en esto entendía y por esto pugnaba
para obtener su gracia, su mengua olvidaba.

Cuando este pobre hubo del mundo a pasar,
la Madre muy gloriosa lo vino a convidar,
hablóle muy sabroso, quiéralo halagar,
oyeron sus palabras todos los del lugar:
supiste por ganarla hacer buena maestría,
partías tus limosnas, decías Ave María;
por qué lo hacías todo yo bien lo entendía.

Sepas hoy que tu cosa toda es bien acabada,
es ésta en la que estamos la postrera jornada,
el ite missa est cuenta que ya es contada,
ya es venida la hora de cobrar la soldada.
Yo soy aquí venida por llevarte conmigo
al reino de mi hijo el cual es bien tu amigo,
se ceban los ángeles del buen candeal trigo,
que las santas virtudes placer habrán contigo.

Cuando hubo la Gloriosa el sermón acabado,
desamparó la alma al cuerpo, venturado,
la tomaron los ángeles, en convento honrado,
y la llevaron al cielo, sea Dios alabado.

Los hombres por los cuales la voz fue oída,
muy pronto vieron la promesa cumplida;
a la Madre gloriosa, la que es tan comedida,
todos le rendían gracias, a su medida.

Quien tales cosas oiga, será malaventurado,
si de Santa María no fuese muy pagado;
y si más no la honrase sería desmesurado,
quien de ella se parte, es muy mal engañado.

Aún más adelante queremos aguijar,
que razón como ésta no es razón de olvidar,
ya que estos son los árboles que ha de holgar,
en cuya sombra suelen las aves organizar.


























Berceo fue el más importante representante del mester de clerecía. Depuró el idioma castellano, en su variedad dialectal riojana, para lo cual trasvasó numeroso vocabulario desde el latín (cultismos) y recurrió a fórmulas de la literatura oral tradicional y del mester de juglaría...Para saber más pulse aquí.

lunes, 22 de agosto de 2016

Los verdaderos poetas aparecen...

No conoceré el gusano ni la tierra.

Sobre mi calavera
mis cenizas irán directamente
al cielo, así lo espero.

Dejaré sólo mis vestidos
en mis cuadros
y en mis pobres libros.

Mi corazón siempre asustado...
no habrá ninguna ceremonia
sino música  y un minúsculo diamante
en el bolsillo, para que no se queme todo.

Mientras yo partiré vestido de payaso,
desbaratado pelele después del fuego
pero tomando un vaso de vino Con Michele.
Los verdaderos poetas aparecen.

Sin que nadie se dé cuenta,
no tienen nada en la cabeza
escriben versos en el aire
quieren a todos tiernamente
sin que nadie los quiera...

Son los únicos que lloran
cuando afuera llueve
y sin que nadie se dé cuenta
Desaparecen...

Ignacio Padilla

Poeta Mexicano, descanse en paz.






















Realizó sus estudios de preparatoria en el Centro Universitario México, y posteriormente se licenció en Comunicación por la Universidad Iberoamericana, maestro en Literatura inglesa en la Universidad de Edimburgo y doctor en Literatura española e hispanoamericana en Salamanca. Falleció el día 21 de agosto de 2016. Como consecuencia de una complicación después de un accidente de coche. Para saber más pulse aquí.

Poemas del burlador de Sevilla, Tirso de Molina.

Batricio
 Si tú en mi elección lo pones,
tu gusto pretendo hacer,
que el honor y la mujer
son males en opiniones.

La mujer en opinión
siempre más pierde que gana,
que son como la campana
que se estima por el son.

Y así es cosa averiguada 
que opinión viene a perder,
cuando cualquiera mujer
suena a campana quebrada.

No quiero, pues me reduces
el bien que mi amor ordena, 
mujer entre mala y buena,
que es moneda entre dos luces.

Gózala, señor, mil años,
que yo quiero resistir,
desengañar y morir, 
y no vivir con engaños.
D. Juan
Con el honor le vencí,
porque siempre los villanos
tienen su honor en las manos,
y siempre miran por sí. 

Que por tantas variedades
es bien que se entienda y crea
que el honor se fue al aldea
huyendo de las ciudades.

Pero antes de hacer el daño
le pretendo reparar;
a su padre voy a hablar
para autorizar mi engaño.

Bien lo supe negociar;
gozarla esta noche espero. 
La noche camina y quiero
su viejo padre llamar.

Estrellas que me alumbráis,
dadme en este engaño suerte,
si el galardón en la muerte 
tan largo me lo guardáis.





























Tirso de Molina (pseudónimo de fray Gabriel Téllez; Madrid, 24 de marzo de 1579,  Almazán, hacia el 20 de febrero de 1648) fue un religioso mercedario español que destacó como dramaturgo, poeta y narrador del Barroco. Este poema dialogo entre Batracio y D. Juan lo extraje del pdf de la obra completa, el burlador de Sevilla, que os podéis descargar o leer en este enlace, aquí. y para saber más sobre Tirso de Molina, pulse aquí.