martes, 24 de abril de 2018

Siete años atrás...poema de amor

Llegaste a mi vida vacía de esperanza,
carente de sueños, caricias e ilusión,
jugamos en nuestras  cartas la última baza,
ganando los dos la apuesta al corazón.

Ya daba por perdido el amor en mi vida,
un nuevo sueño empezó a florecer,
cerraste de mi alma todas las heridas,
y ese amor nuestro no dejó de crecer.

En ese otoño gris en que me debatía,
no había espacio para amor o pasión,
mi vida vacía en sombras de apatía,
y me curaste ese estrago con tu corazón.
Siento tu amor con la madurez del otoño,
como bálsamo de juventud y un canto callado,
de esos amores ilusionados de antaño,
viviendo la felicidad de estar enamorado.

Y así quiero terminar contigo esta aventura
con el amor reflejado al pasar de los años
disfrutar para siempre de tanta dulzura
sin que tengas tristezas ni desengaños.

Que la vida nos cuide hasta final del tiempo,
proteja de todo mal este amor que me das,
nos aleje de todo lo que nos haga daño,
y terminemos la vida llenos de felicidad.

Ángel Reyes Burgos
Hace siete años te lo escribí y mis sentimientos siguen inalterables crayolita

Con la brisa del mar. poema de amor

Tengo la brisa del mar
flotando por el sendero
que me conduce a tu playa
donde amarro mi velero.

Meciéndonos en las olas
nos damos besos de amor
entre el murmullo del agua
gozamos de amor los dos.

Saben tus besos a sal
tus te amo a caracolas
que dulce escucho en la mar
cuando amanece la aurora.
Acaricio tu semblante
cuando la luna muriendo
sabe que estoy impaciente
que tu boca estoy queriendo.

Los rayos del sol acarician
y ponen tu piel ardiente
y mis besos te la enfrían 
y mi corazón se enciende.

Y seguimos abrazados
mientras se marcha el sol
con el corazón temblando
en los brazos del amor...
















Feliz martes crayolita

Oda al viento...Juan Meléndez Valdés

Ven, plácido Favonio;
Y agradable recrea
Con soplo regalado
Mi lánguida cabeza.

Ven, oh vital aliento
Del año, de la bella
Aurora nuncio, esposo
Del alma primavera,

Ven ya: y entre las flores
Que tu llegada esperan
Ledo susurra y vaga;
Y enamorado juega.

Empápate en su seno
De aromas y de esencias;
Y adula mis sentidos.
Solícito con ellas.

O de este saúz pomposo
Bate las hojas frescas
Al ímpetu suave
De tu ala lisonjera.

Luego a mi amable lira
Mas bullicioso llega;
Y mil letrillas toca
Meciéndote en sus cuerdas.
No tardes, no, que crece
Del crudo sol la fuerza,
Y el ánimo desmaya
Si tú el favor le niegas.

Limpia, oficioso, limpia
Con cariñosa diestra
Mi ardiente sien; y en torno
Con raudo giro vuela.

Yo regaré tus plumas
Con el alegre néctar
Que da la vid, cantando
Mi alivio y tu clemencia.

Así el Abril te ría
Contino; así las tiernas
Violas cuando pases
Te besen halagüeñas.

Así el rocío corra
Cual lluvia por tu huella;
Y en globos cristalinos
Las rosas te lo ofrezcan.

Y así cuando en mi lira
Soplares, yo sobre ella
A remedar me anime
Tus silbos y tus quejas.































Otras obras del poeta son..."Poesías" (1785), "A Llaguno" (1794), "Sobre el fanatismo" (1795), "Alarma española" (1808), "Oda a José Bonaparte" (1810-1811), "Prólogo de Nimes" (1815) y "Discursos Forenses" (1821)...Para saber más pulse aquí.

lunes, 23 de abril de 2018

Ya se terminó la feria de Sevilla

Un manojito de flores
por la calle del real
se van cabizbaja y triste,
la feria se va a acabar.

Los farolillos han quitado
la alegría no se palpa
y sin las palmas sonando,
las lágrimas en la garganta.

¿Pero que tiene esta feria?
que cuando va terminando
suenan ecos en la cabeza
de lo que fuimos cantando.
Vamos a pasar la portada
y un murmullo se levanta
son cantes por sevillanas
para levantar el alma.

Ya salimos del recinto 
no queremos mirar atrás 
queremos mantener el brillo
de las calle del real.

Estamos contando los días
para la próxima feria
y que vuelva alegría
a la gente de mi tierra.
















Dos sonetos de Federico García Lorca

Amor de mis entrañas, viva muerte, 
en vano espero tu palabra escrita
y pienso, con la flor que se marchita, 
que si vivo sin mí quiero perderte. 

El aire es inmortal, la piedra inerte 
ni conoce la sombra ni la evita. 
Corazón interior no necesita 
la miel helada que la luna vierte. 

Pero yo te sufrí, rasgué mis venas, 
tigre y paloma, sobre tu cintura 
en duelo de mordiscos y azucenas. 

Llena, pues, de palabras mi locura 
o déjame vivir en mi serena noche 
del alma para siempre oscura.
Tú nunca entenderás lo que te quiero 
porque duermes en mí y estás dormido. 
Yo te oculto llorando, perseguido
por una voz de penetrante acero.

Norma que agita igual carne y lucero 
traspasa ya mi pecho dolorido
y las turbias palabras han mordido 
las alas de tu espíritu severo.

Grupo de gente salta en los jardines
esperando tu cuerpo y mi agonía
en caballos de luz y verdes crines.

Pero sigue durmiendo, vida mía.
Oye mi sangre rota en los violines.
Mira que nos acechan todavía.




















El 6 de enero de 1923, festividad de los Reyes Magos, Falla participó en una fiesta privada montada por Federico, Adolfo Salazar y Hermenegildo Lanz, dedicada a dos niñas de la familia, su hermana Isabel y Laura, la hija de Fernando de los Ríos.​ Se representó una adaptación lorquiana para títeres de cachiporra del cuento andaluz "La niña que riega la albahaca y el príncipe preguntón"

viernes, 20 de abril de 2018

No sé qué tienes Sevilla...a la feria

No sé qué tienes Sevilla 
que mi alegría reclamas, 
cuando paseo por las calles 
de tu barrio de Triana... 

No sé que tienes Sevilla 
que me enamoras el alma, 
cuando mis ojos contemplan 
la torre de La Giralda... 

No sé qué tienes Sevilla 
de noche y por la mañana, 
que mi cuerpo se despierta 
bailando por Sevillanas... 

No sé qué tienes Sevilla... 
es algo tan diferente, 
no sé si será tu Feria 
o la gracia de tus gentes... 

Es que me gustas Sevilla 
mi corazón te precisa... 
para llegar en calesa 
al Parque de Mª Luisa. 
No sé qué tienes Sevilla 
que cuando voy me enamoro, 
al ver reflejá en el río 
tu hermosa Torre del oro... 

No sé que tienes Sevilla 
que te has clavao en mis entrañas, 
desde que estuve contigo 
sentá en La Plaza de España... 

No sé que tienes Sevilla 
que me incitas a escribir, 
cuando paseo en tus barcas 
por el río Guadalquivir... 

No sé que tienes Sevilla 
cuando me acerco hasta ti, 
que cuando vuelvo a mi tierra 
sueño con volver aquí... 




Ángela Galdón 
























jueves, 19 de abril de 2018

Juventud perdida...

Quién perfora tu corazón de agujas,
quién lanza la bala cretina
en tu plato vacío de ternuras
y a cada segundo te asesina.

Tus ojos recién al mundo abrías
y en el pecho materno seco,
ya presentías el ácido, 
que el pozo de la vida te traía.

Quién quitó tan tempranamente
las campanillas azules de tu risa,
quien tu carne pincha inclemente
y a pesadillas sublimes te convida...
Oh impúber niño drogado,
víctima de un mundo errado errante,
con tus ojos de vidrios apagados
cabalgas esta nave de bacantes.

Que pronto te dieron el pasaporte
para entrar en el mundo del infierno
joven que impotente te entregaste
a ese aguja que te mata desde dentro.

Oh pequeño Ángel caído, 
quién sobre tu tumba dejará 
flores negras de pétalos podridos
cuando al fin llegue tu libertad...
















Reflexiones sobre la honestidad.


SINCERIDAD: No solo para con los demás, sino para con uno mismo Esto es una tarea compleja, pues el ser humano se pierde en autoengaños, en excusas, en patrones predeterminados y llega, “en el mejor de los casos” sin saberlo, a engañar a otros.. pues, él, también es victima de esa “falsa” verdad.

AUTOCONOCIMIENTO: Esta sinceridad “absoluta” precisa de un inagotable autoconocimiento, disposición para saber quién es uno, de que material ético estamos hechos. Implica a su vez, experiencia, haber errado, haber aprendido del camino en la vida, propósito de seguir aprendiendo, siempre mirando más hacia el interior que hacia los demás.

HUMILDAD Y FLEXIBILIDAD DE PENSAMIENTO: Este autoconocimiento, sólo se consigue con humildad, pues indagar en nuestras propias faltas, para poder mejorar, requiere el esfuerzo de la autocrítica, aceptar que nos somos “tan buenos”, que no siempre llevamos “la razón”, para después saber perdonarnos y con esto, aprenderemos también a perdonar las faltas ajenas, a entender de sus errores, porque en su día también fueron los nuestros, y porque somos conscientes de nuestra facilidad para errar no solo en el pasado, sino en el futuro, en fin, aprendemos a RESPETAR.
Flexibilidad para cambiar el pensamiento “erróneo”: lo que ayer creíamos como verdad “absoluta”, hoy, ya no nos sirve...”
(Para saber valorar y respetar, uno antes tuvo que aprender de sus fracasos y de sus pérdidas...)

ALTO NIVEL DE ÉTICA: Si señores, la mejor de las éticas, nuevos paradigmas y la ética no se aprende, se nace con ella.
Podemos adquirir formación religiosa, educación, sistemas morales (todos trucos para desenvolvernos en la sociedad) pero la ética es interior, nace con nosotros, es individual, propia, única.
Para mi, decir “Qué ética tiene esa persona!!” es igual a decir: “Qué clase tiene!!”

Por ultimo, un Honesto, no puede sentir vergüenza en la vida, si frustración, pero eso es parte del camino. Ser Honesto es un propósito, un compromiso con la vida, una meta, LA META

Oswaldo

miércoles, 18 de abril de 2018

El amor sin edad...

Si el amor no se trabara
con cadenas de pasión
toda la vida se amara
con alma y con corazón.

De niños con ilusiones
golosinas y caramelos
sueños de tirabuzones
y la dulzura en el cielo.

La juventud apasionada
con todo el cuerpo agitado
las hormonas desatadas
y el corazón extasiado.
El otoño pide amor
más tranquilo y duradero
con fuego en el interior
que sea nuestro consuelo.

Y ya llegando a la vejez
la tranquilidad impera
y con los recuerdos de ayer
más besos que no te esperas.

Y en esa recta final
donde el amor permanece
los besos de la alegría
que nuestra vejez engrandece.
















En mi corazón yo llevo...Poema de amor

En mi corazón yo llevo
los clavos de mi tormento
cien cuchillos afilados
gemidos de sufrimiento.

En mi alma la agonía
en mi piel el abandono
por no tener vida mía
tu cuerpo de ningún modo.

Son latigazos en mi cuerpo
los días que no te tengo
los besos que no te doy
y los abrazos que pierdo.
No amanece mi alegría
sin las risas de tu alma
solo tengo tempestades
que agitan mi poca calma.

Y los tornados se vuelven
de pura fuerza rabiosa
y mi corazón se conmueve
y se marchitan mis rosas.

Pero se que hay un mañana
que dancemos abrazados
y los besos de tu boca
me dejaran a ti amarrado...
















En mi corazón crayolita

Al príncipe de Ascoli ...Gutierre de Cetina

A restaurar tornaba el nuevo día
la aurora, cuando el sueño le mostraba
al pastor principal que nos guardaba,
la imagen que, ya muerta, en él vivía,

diciendo: ¡Oh parte que del alma mía
fuiste la que viviendo más amaba!,
del Reino que en el Trino acá esperaba,
por consolarte, el Señor de él acá me envía.

Cesen, pues, ya las lágrimas y el luto;
¿a qué sirve llorarme, si mi suerte
pasó de grande a muy mayor estado?

Alégrate, pastor, y con el fruto
del árbol mío que cortó la muerte,
consuela a ti y al español ganado.
Si está en opinión, Lavinio caro,
del más dulce pastor, del más sabroso,
si por mil buenas partes glorioso
te ha hecho el cielo señalado y claro,

¿por qué de tu cantar único y raro,
del estilo tan alto y tan famoso,
de las pinturas de tu mal rabioso,
pues tan honrosas son, eres avaro?

Ya que el mundo escuchar no te merece,
¿no miras que no es bien entre los bienes
si no se comunica y se reparte?

Ni en leyes de amistad se compadesce,
pues das a todo el mundo lo que tienes,
que de tanta virtud no nos des parte.
























Pasó mucho tiempo en la corte del príncipe de Ascoli, Antonio de Leyva, al que dedicó numerosos poemas, y frecuentó también a Luis de Leyva y al insigne humanista y poeta Diego Hurtado de Mendoza...Para saber más pulse aquí.

martes, 17 de abril de 2018

Eres mi alfa y omega...

Todo empieza y acaba en ti
la cruda helada de invierno
y ese calor del infierno
cuando te abrazas a mi...

Y al amanecer empieza
con los besos de tu boca
y que se acaba en la noche
cuando tus manos me tocan.

Empieza y acaban mis ansias
en noches de puro fuego
cuando te tengo abrazada
y abrazandote me muero.
Ya que tu eres mi génesis
y el Apocalipsis entero
la ostia de cada misa
cuando me besas y te beso.

Eres tu mis mandamientos
por los que me guío en la vida
la fuente de mis tormentos
la cura de mis heridas.

Eres mi alfa y omega 
mi origen y mi final
si no te tengo en mi vida
por toda la eternidad.
















Mi principio y mi final crayolita

Mi alazán te estoy nombrando...

Como una cinta de fuego
Galopando, galopando
Crin revuelta en llamaradas
Mi alazán, te estoy nombrando.

Trepo la sierra con luna
Cruzo los valles nevando
Cien caminos anduvimos
Mi alazán, te estoy nombrando.

Oscuro lazo de niebla
Te pialo junto al barranco,
¿Cómo fue que no lo viste?
¿Qué estrella estabas buscando?

En el fondo del abismo
Ni una voz para nombrarlo,
Solito se fue muriendo
Mi caballo, mi caballo.

Sobre la horqueta de un tala
Hay un morral solitario.
Hay un corral sin relinchos
Mi alazán, te estoy nombrando.
Galoparon, galoparon
sobre arenas de los mares
ágiles caballos blancos.

Unos caballos blancos
que nunca tuvieron amos.

Sobre arenas de los mares
los caballos galoparon.

Llevaban las crines sueltas:
cabelleras de muchachas
que unas túnicas vestían
como los caballos, blancas.

Qué galopar tan certero,
qué crines sueltas al viento
en un correr tan ligero!

Si por algo yo lo siento
es porque no te vi a ti
sobre uno de ellos, corriendo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...